Ayudando a los padres que quieren educar de forma efectiva y respetuosa

Descubre recursos para remplazar los gritos y amenazas por respeto, amor y límites positivos

Conocer, confiar, comprender y crecer.

¿Te suenan estas frases?

R

¡Ya no sé qué hacer para que mis hijos me hagan caso!

 

R

Me siento desgastada y cansada de tantos castigos, amenazas y chantajes.

R

Pongo límites, pero siempre termino enfadándome, cediendo y sintiéndome culpable por haberles gritado y no haberme mantenido firme.

R

No me da la vida. Siempre voy corriendo como pollo sin cabeza y pierdo la paciencia con mis hijos.

R

Si, leo muchos libros sobre educación y veo vídeos de youtube, me encantan, pero cuando pongo algo en práctica no me sale y abandono en seguida.

¿Has contestado muchas veces moviendo la cabeza de abajo para arriba? ¿Si?

No te sientas mal, haces lo que puedes con lo que tienes. La buena noticia es que sabes que existe otra forma de educar en positivo que te aporta más bienestar a ti y a tus hijos.

Agenda una sesión de valoración gratuita y te explico cómo te puedo ayudar.

¡Hola soy Vanessa!

Soy coach profesional, asesora de educación respetuosa, experta en comunicación familiar y gestión emocional.

Desde hace unos años acompaño a mis clientes a cultivar una relación de confianza y conexión con sus hijos y a transformar su vida familiar ayudándoles con herramientas y recursos para gestionar los momentos estresantes en casa, salir del bucle del enfado y los gritos y tener más calma en el día a día.

¿Quieres saber más sobre mí? Pincha aquí

Educar es convertir a alguien en persona y ser persona es sacar lo mejor de ti.

Te acompaño para que descubras tu potencial y saques tu mejor versión.

Trabajando conmigo vas a aprender a…

Cambiar la forma de COMUNICARTE con tus hijos para crear conexión

Gestionar TUS EMOCIONES y la de tus hijos.

Emplear RECURSOS prácticos que puedes usar cada día

DISFRUTAR de la maternidad siendo CONSCIENTE de lo que haces, sientes y piensas.

Tomar DECISIONES eficaces para situaciones estresantes.

¿Qué dicen las madres que han trabajado conmigo?

Blanca madre de dos hijos de 7 y 12 años

Conocí a Vanessa por una recomendación de una madre que había trabajado con ella. Yo estaba en una situación algo complicada por un tema de uso excesivo de pantallas en casa y aunque pensé que podría gestionarlo con los consejos que iba encontrando en libros o en internet, llegó un momento en el que sentí que necesitaba la ayuda de una persona profesional.

Vanessa me ayudó a mí, en sesiones online de coaching. Hablábamos al principio cada semana y luego cada dos. Me daba pautas para afrontar situaciones concretas pero también me ayudaba viendo desde otra perspectiva las situaciones que nos llevaba a tener conflictos en casa (en este caso, con las pantallas). Me ponía deberes (que me ayudaban mucho) y luego lo revisábamos en la siguiente cita. La verdad es que busqué su ayuda sin mucha esperanza, pero ya desde la primera sesión vi que sí había esperanza y me sentí comprendida, acompañada. Además, la forma de ser de Vanessa hacía que mis pulsaciones bajaran durante las sesiones, qué maravilla que una persona así te acompañe cuando estás en un punto de sentirte fatal como madre o padre. Y también me ayudó a conectar de nuevo con mi hijo, a quererlo cuando menos me salía de dentro hacerlo porque es cuando él más lo necesitaba.

Si a alguien que esté leyendo esta opinión siente que está en el punto en el que yo estaba, sólo puedo animarte a dar el paso de buscar la ayuda de Vanessa.

!Muchas gracias, Vanessa! Te encontré en un momento crítico y no sabes cómo me ayudaste a mí directamente y a mi hijo a través de nuestras sesiones.

Ana, madre de dos niñas

Las sesiones de coaching con Vanessa han sido vitales. En un momento muy complicado con mi hijo mayor (después de los confinamientos por la pandemia del covid), me di cuenta de que necesitaba ayuda profesional. Igual de importantes que sus conocimientos y su excelente formación, la personalidad de Vanessa y su forma de ser tan cariñosa durante las sesiones online fueron fundamentales para poderme abrir sin tener sentimientos de culpa por la situación por la que estaba pasando con mi hijo. Siempre atenta, tranquila y concentrada, algo muy importante porque yo en esa época era un volcán en ebullición. Recomiendo a Vanessa sin dudarlo un segundo. Muchas gracias por tu ayuda, Vanessa.

Lola, madre de dos hijos de 8 y de 11 años

En muchas ocasiones es duro trabajar en pulir nuestras zonas erróneas, pero el coaching con Vanessa llega al alma y al corazón. Vanessa prepara mucho las sesiones, invierte mucho tiempo con cada cliente, se nota que le gusta, porque lo da todo. Los recursos son prácticos y me ayudan en los momentos que ya no puedo más, cuando se me acaba la paciencia y la energía. Ponerlos en práctica día a día me están ayudando a afrontar mejor la situación en casa, a tener más calma y estar más contenta conmigo misma y con los demás.

Catalina, madre de un hijo de 11 años

Para mí fue una revelación averiguar cuáles eran esos miedos ocultos que no me dejaban ser yo misma con mi hijo. Como solo tengo un hijo no sé si lo que le pasa es normal y si el problemas soy yo. Ahora entiendo que mi hijo confía en mí y yo puedo confiar en él. Me sentí muy acompañada y arropada. Estoy muy agradecida por haberme encontrado a Vanessa en mi camino.

Viola, madre de Carlos y Hugo

Dos hijos, un marido que recrimina que educo mal a mis hijos y un trabajo que me consume. Llegué a Vanessa con poca claridad sobre como podía educar a mis hijos sin tener que estar siempre tan enfadada, triste, desgastada y con muchas inseguridades. Con el proceso fui entendiendo que no estaba viendo a mis hijos como son, sino como yo pensaba que debían ser y debían comportarse. Aprendí a no tomarme personal su comportamiento, a saber como conectar con ellos cuando se portaban mal y que yo siempre soy la que puede tomar la decisión de enfadarse con ellos o de escucharles y buscar soluciones.

Gracias Vanessa por ese viaje hacia mi interior.

Andrea, madre de dos mellizos

Aprendí a asentirme más a gusto conmigo misma y a aceptar algunas peculiaridades que me disgustan. Además ahora sé cómo gestionar situaciones que me producen enfado y estrés.Me gustó mucho la forma en que este proceso ayuda a encontrar tus propios recursos. ¡Ha sido todo un descumbrimiento para mí!

Mil gracias Vanessa

Gonzalo, padre de dos hijos

Llegué a la primera sesión como un volcán  erupcionando. Tenía mi mente llena de pensamientos y no sabía ni qué quería con las sesiones, ni de qué hablar. Solo sabía que estaba mal.

Vanessa me ayudó a encontrar un orden interior y aclarar mis ideas. Las sesiones me han servido para reenfocar problemas y vivir sin tanto agobio.

Me ha encantado comprender que siempre hay un enfoque que puede desatascar un problema.

Caroline, madre de dos hijos de 8 y de 11 años

Tuvimos que cambiar de país de forma precipitada por una atractiva oferta de trabajo de mi marido. Mi hijo de 9 años tuvo muchos problemas emocionales a raíz del cambio y esto le afectó a su rendimiento académico.

Con la ayuda de Vanessa conseguí que mi hijo ganara más confianza en sí mismo, su autoestima mejoró considerablemente y sus notas también. He cambiado mis rutinas en casa, mi hijo y yo nos entendemos mucho mejor, sé cuándo debo parar, no exigirle tanto y dejarle el espacio que necesita. Ahora mi hijo comenzará el nuevo curso con ganas y mucho más motivado.

Gracias Vanessa por ayudarme a entender qué tenía que cambiar y conseguir que la alegría llegara de nuevo a nuestra familia.

Angela, madre de un niño de 12

Conocí a Vanessa por Instagram, su cercanía hizo que quisiera contactar con ella para que me guiara con mi hijo en la gestión de los deberes, ayuda en casa, tiempo de uso de las tecnologías…En las sesiones revisábamos qué me impedía poner en practica las herramientas y ahora entiendo lo que me frenaba y sé como aplicar las técnicas.

Recomiendo sin duda a Vanessa por su empatía, confianza y su capacidad resolutiva. Muchas gracias Vanessa!!